Guía para iniciarse en el BDSM

Guía para iniciarse en el BDSM

¿Cuál es la práctica sexual que tiene más tabúes a su alrededor? ¿Cuál es el fetiche que la mayoría de las personas considera como prohibido?

Desde siempre, el BDSM ha sido catalogado como extremo por sus prácticas fuera de lo común que glorifican el dolor, la esclavitud, la sumisión y la dominación, el sadismo y masoquismo, todo desde un punto de vista sexual.

Y si bien es cierto que estas prácticas sexuales se llevan a cabo, no se puede dejar de considerar el nivel de placer que se puede alcanzar al realizarlas, siempre y cuando se haga de forma consentida por ambas partes. El BDSM es incomprendido, y esto hace que las personas que quieren iniciarse en este mundo tengan dudas de todo tipo, desde la seguridad de su práctica hasta el miedo de realizarlas, desde sus limitaciones hasta sus extremos.

En este post puedes encontrar una guía para iniciarse en el BDSM de manera segura, real y a ritmo propio, siempre buscando aumentar el placer más allá del sexo y dejando que sean las sensaciones y experiencias quienes determinen la satisfacción del asunto.

¿Qué es el BDSM?

Cada una de las letras del BDSM engloba una práctica sexual que tiene sus propias denominaciones; es por lo mismo que el mundo del BDSM es tan amplio, pues hay demasiadas prácticas sexuales que incluyen algunos de los conceptos que ya podrás leer.

Las prácticas principales del BDSM y que debes saber para iniciarte en este mundo son:

Bondage

El bondage trata sobre el cautiverio (consensuado de ambas partes del juego) de una persona con propósitos sexuales.

De todas sus variantes, la inmovilización del cuerpo con el uso de cuerdas, tiras o arneses es la más común, aunque hay otras más aisladas como el encierro en celdas.

Iniciarse en el bondage requiere de cierto grado de dominación o de sumisión, dependiendo del caso.

Disciplina / Dominación

La capacidad de seguir las reglas establecidas es clave para el iniciarse en el BDSM. Para establecer una disciplina estricta, es común que los castigos sean aplicados para mejorar el adiestramiento.

Y cuando se habla de dominación, este es el rol que toma la persona en control de las prácticas y de los encuentros. Lo emocionante de ser dominante viene con el hecho de tener control sobre las decisiones de otras personas en roles sumisos, de poder forzar la voluntad propia en ellas y de la satisfacción que da el tener a alguien siguiendo órdenes.

Sumisión / Sadismo

La sumisión es la característica clave que toma la persona que sigue las órdenes de los dominantes; es importante que los sumisos dejen su voluntad a un lado para que otros ejerzan el rol dominante sobre ellos. Los sumisos también dan su cuerpo, es decir, se ponen en disposición de no chistar lo que las personas en el rol dominante quieran hacer con ellos.

El sadismo ya viene con las intenciones de causar dolor en las personas con conducta masoquista, ya que esto es lo que causa placer y excitación. Está demás decir que la persona dominante es la sádica.

Guía para iniciarse en el BDSM

Masoquismo

Y el masoquismo es practicado por las personas que disfrutan del dolor que otros infligen en ellas, o incluso puede ser auto-infligido. El masoquismo es una respuesta a la estimulación de las terminaciones nerviosas; causa placer porque, en teoría, ocurre lo mismo que cuando se llega al clímax.

Si te interesa saber más sobre los términos que son más comunes en estas prácticas, y las diferentes denominaciones con las que las personas pueden hacerse, en este enlace se encuentra un glosario perfecto para esta causa.

Todo esto se lleva a cabo durante las conocidas sesiones, que son los momentos que se establecen y se cuadran para estas prácticas. Se puede decir que el placer es un tanto menos espontáneo y más planificado.

¿Cómo iniciarse en el BDSM?
5 consejos para adentrarse a este mundo

Ya sabiendo las bases de sus prácticas, iniciarse en el BDSM es algo que requiere de preparación mental y de responsabilidad, mucho más allá de solo preparación física.

Para iniciarse en el BDSM es necesario lo siguiente:

Tener imaginación

Sin la imaginación volando la cuestión no va a funcionar. Iniciarse en el BDSM requiere de personas con la imaginación creativa para que siempre puedan añadirle su toque personal a las sesiones, estableciendo lo que les gusta, lo que no les agrada y lo que quisieran ir probando a futuro.

Para los novatos, tener imaginación es importante para romper las propias barreras de lo que se cree que puede dar placer, llegando y desbloqueando nuevos niveles de estimulación sexual.

Confianza

Quizás sea el consejo fundamental para iniciarse en el BDSM. La confianza juega un papel protagónico para que la experiencia sea realmente placentera y estimulante, haciendo que ambas partes sientan seguridad de dejar sus deseos y fantasías ser vistas.

Armarse del equipo necesario

Para iniciarse en el BDSM hay muchos accesorios que le dan un toque especial a las sesiones; desde látigos y arneses, hasta cuerdas y esposas, pasando por juguetes sexuales y también por objetos de fetichismo, como lo son los trajes de cuero y otros estimulantes.

Estar abiertos a nuevas experiencias

Al tener una mente abierta, el proceso de iniciación fluye mucho mejor, porque ya que todo será una experiencia nueva, es mejor vivirlas sin tener nada de expectativas y solo enfocarse en las posibilidades de placer que se pueden alcanzar.

No tener miedo a las prácticas

Y el último consejo clave en la guía para iniciarse en el BDSM es no tener miedo de experimentar. Como se dijo en el consejo anterior, es importante estar abiertos para vivir nuevas experiencias, y el BDSM es algo que tiene que sentirse a todo dar para saber si es de total agrado o no.

El miedo cohíbe, y estas cohibiciones pueden terminar siendo obstáculos para vivir el placer como debe ser. No tengas miedo, iniciarse en el BDSM puede ser algo que cambie tu percepción de la satisfacción y la estimulación sexual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: