Las mejores técnicas para dominar la masturbación masculina

Las mejores técnicas para dominar la masturbación masculina

El mundo de la sexualidad es muy amplio y el conocimiento sobre el tema cambia a paso vertiginoso. Temas como la masturbación masculina han sido aceptados y normalizados por la sociedad, siendo integrados al disfrute de la sexualidad de una manera natural tengamos o no pareja.

Sin embargo, es muy seguro que nadie te haya explicado como masturbarte de manera correcta y gran variedad de técnicas que puedes aplicar para la autosatisfacción. Conocer las técnicas más adecuadas para maximizar el placer es un asunto que todos los hombres y sus parejas sexuales deben interesarse en hacer, siendo el complemento perfecto para la vida en pareja.

Beneficios de la masturbación masculina

La masturbación aporta una innumerable cantidad de beneficios en la vida del hombre, formando parte vital de la sexualidad. Se trata de la primera forma de estimulación sexual en los caballeros, usualmente iniciando a temprana edad como forma de exploración y autoconocimiento. El pene goza de una sensibilidad increíble, siendo la principal zona erógena masculina.

Entre los beneficios de la masturbación masculina, encontramos lo siguiente:

  • Liberación del estrés. Gracias a la masturbación se liberan endorfinas que contrarrestan la ansiedad y reducen los niveles de estrés, favoreciendo la relajación. Tras una sesión de masturbación, es posible conseguir un descanso de mayor calidad y un sueño más profundo.
  • Control del orgasmo. Con la práctica frecuente de la estimulación sobre el pene se consigue un mayor control de las sensaciones, pudiendo acelerar o retrasar el momento del orgasmo. Además, también conseguirás orgasmos más intensos gracias a la práctica.
  • Mejorarás la calidad de tu vida sexual. Sea en solitario o en pareja, la calidad de tu vida sexual se verá incrementada. De hecho, la masturbación no es una acción independiente sino un complemento para la sexualidad en pareja.
  • Pones en forma tu zona pélvica. Las contracciones constantes de los músculos alrededor de la zona pélvica tienen la capacidad de evitar la aparición de incontinencia urinaria. También favorece la calidad de las erecciones.
  • Aumenta la calidad y cantidad del semen. Aplicando algunas técnicas de masturbación, es posible incrementar la cantidad de semen que es expulsada durante la eyaculación, lo cual es maravilloso para la fertilidad.
  • Sirve como entrenamiento de resistencia para las relaciones sexuales. Los ejercicios correctos se convierten en el entrenamiento de resistencia ideal para sesiones más largas de sexo con otras personas.
Las mejores técnicas para dominar la masturbación masculina

Técnicas de masturbación masculina

Sea que quieras aprender a explorar tu propio cuerpo y compartir el tema en pareja dando una nueva dimensión a tu sexualidad para multiplicar el placer, es importante que conocer las diferentes técnicas existentes para hacer que la experiencia se convierta en algo único. Experimenta nuevas sensaciones y llega al máximo del placer con las siguientes técnicas:

Masturbación  clásica

Esta técnica es la más conocida y utilizada en todo el mundo para lograr el orgasmo. En este caso, el cuerpo de pene queda por completo entre la palma de la mano y se aprieta mientras se entrega un movimiento ascendente y descendente. Para que las sensaciones cambies solo falta variar el ritmo, la velocidad y la intensidad de la presión.

También es buena idea añadir lubricación adicional. Por lo general se utiliza saliva, pero en realidad es más práctico probar con lubricantes y geles; se puede también aumentar el placer con el uso de lubricantes con efecto térmico, ya que el calor y el frío pueden incrementar las sensaciones percibidas durante el acto.

Una ligera variación del método clásico de masturbación masculina, se refiere a utilizar solo las puntas de los dedos en lugar de la mano entera. La sensación de presión será diferente y puede que la intensidad del orgasmo conseguido sea mayor en algunos hombres. El masaje con los dedos sobre el glande suele ofrecer una sensación más aguda que el roce de toda la mano.

Con dos manos

Una técnica especial para penes grandes. Dos puños rozando a lo largo del cuerpo del pene de manera rítmica simulan muy bien la penetración, con la posibilidad de aumentar las sensaciones a causa de la variación de la presión. Intenta mover una mano hacia arriba mientras la otra va en sentido contrario y de seguro el placer va a multiplicarse.

Al revés

Las sensaciones con esta técnica son mucho más intensas que con las técnicas anteriores. Consiste en cubrir el pene con la palma de las manos pero dando vuelta a la mano, con el pulgar mirando hacia abajo. Con la lubricación adecuada, esta técnica es grandiosa para conseguir orgasmos intensos y con gran rapidez.

Haciendo fuego

Utilizando las dos manos, se fricciona con las palmas de las manos como si estuvieras haciendo fuego con un palo. El movimiento debe ser firme pero cuidadoso y la lubricación ha de ser abundante para evitar incomodidades en el miembro viril. Inicia con calma y con la práctica cambia un poco la velocidad y la intensidad de la fricción.

La cascada

Para esta técnica utilizaremos un chorro de agua como estímulo adicional. Esto puedes hacerlo por medio de la ducha de tu bañera o directamente colocándote bajo el chorro de agua de la ducha. Las sensaciones pueden variar de una persona a otra, pero en general el golpe del agua resulta muy agradable y puede fácilmente conducir al orgasmo a algunos chicos.

Retrasar la eyaculación

Es una técnica genial porque además de prolongar el placer, permite incrementar la potencia de las erecciones y retrasar la eyaculación durante el sexo penetrativo. Consiste en estimular el pene fláccido y causar una erección potente con cualquier técnica de masturbación y luego, cuando te encuentres casi al borde del clímax, detenerte por completo y dejar que la erección desaparezca.

Repetirás este proceso tantas veces como quieras o cuanto resistas. Por lo general, este ejercicio permite que se consigan sensaciones mucho más intensas, retrasando el orgasmo durante un periodo de tiempo largo. Al final, la eyaculación puede ser mucho más intensa de lo habitual y la cantidad de semen expulsada también se verá incrementada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: