Juguetes sexuales

Juguetes sexuales: descubre el juguete erótico que necesita tu vida sexual

Los juguetes sexuales te permiten resolver dificultades específicas y pueden mejorar (mucho) la vida sexual de la pareja, incluso cuando no hay problemas. Con el cuidado adecuado, no hay razón para no probarlos.

Los juguetes sexuales ya no son exclusivos de los sexshops online como Vivesexshop. Están a la venta en hipermercados, farmacias y parafarmacias para que puedas comprarlos con la misma naturalidad que compras una pasta de dientes o un champú. Los juguetes sexuales se han vuelto populares, según varios artículos publicados online en el momento de un estudio estadounidense que, en 2009, encontró que más de la mitad de las mujeres encuestadas tenían un vibrador, el juguete sexual más vendido en Internet. Las mujeres que lo utilizan, ya sea solas o juntas, según el mismo estudio, son también las que mejor cuidan su salud ginecológica (mediante exámenes periódicos de rutina) y tienen valores más altos en la escala del Índice de Funcionamiento Sexual. Instrumento que evalúa el ciclo de respuesta sexual en mujeres en las fases de deseo, excitación, orgasmo y resolución. Pero, después de todo, ¿cómo pueden los juguetes sexuales ayudarte a pasar del punto A al punto O con más placer? 

«Los juguetes sexuales no deben utilizarse exclusivamente como un sustituto, sino como una fuente extra de placer».

¿Tiene sentido introducir juguetes sexuales cuando la vida sexual de una pareja es satisfactoria?

Los juguetes sexuales se pueden utilizar individualmente o en pareja con el mismo objetivo: aumentar el placer. No deben utilizarse exclusivamente como un sustituto, sino como una fuente extra de placer.

¿Qué juguetes sexuales recomiendan con más frecuencia los sexólogos?

Se recomiendan especialmente el uso de dos juguetes sexuales. Los consoladores, en el caso de quejas de dolor durante el coito, dolor durante la penetración o vaginismo (contracción involuntaria de la vagina que puede dificultar o imposibilitar la penetración). Y el vibrador, por ejemplo, para una pareja que disfruta de la penetración, pero en la que está comprometida por alguna disfunción (como eyaculación precoz, disfunción eréctil), o cuando el objetivo es romper la rutina y aumentar la intimidad.

¿El uso de juguetes sexuales sigue siendo un tema tabú en España?

Creo que ha habido un aumento en la demanda de juguetes sexuales. El concepto de “Tuppersex”, en el que las mujeres se encuentran en casa con una vendedora que muestra y vende productos sexuales, contribuyó mucho a desmitificar estos productos, al igual que el fenómeno de las 50 Sombras de Grey.

Además de las tiendas de sexo, los supermercados están comenzando a vender juguetes sexuales.

¿Cómo podemos estar seguros de que estamos realizando una compra segura?

No solo los supermercados, sino también las farmacias y parafarmacias ya están vendiendo juguetes sexuales y es muy positivo que sea así porque esto ha facilitado el acceso a estos objetos y aumentado el control de calidad. Los más recomendados son tres productos que se venden exactamente en estos lugares: un anillo para el pene, para hombres, y un vibrador y un estimulador doble o conejito rampante. Son productos seguros con una excelente relación calidad-precio.

En términos generales, ¿qué precauciones debemos tomar a la hora de utilizar estos juguetes sexuales?

El cuidado depende del tipo de producto, pero los juguetes sexuales siempre deben limpiarse con el agente de limpieza indicado en el paquete. Durante su uso, es importante tener en cuenta que si estás con múltiples parejas debes usar condón y que, si usas un juguete en la zona anal, no debe entrar en contacto con la vagina, para evitar infecciones. También es importante que las personas sepan que, si bien la vagina es un canal cerrado, los juguetes sexuales pueden subir por el ano y se necesita una intervención médica para extraerlos. El uso de lubricantes también puede ser importante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: