Consejos para revivir la pasión

5 consejos para revivir la pasión en el sexo gay

Todas las relaciones atraviesan diferentes etapas. Al principio, la mayoría de las parejas experimenta una mayor intensidad en las relaciones sexuales, pero con el paso del tiempo y la llegada de la estabilidad, las responsabilidades y la rutina, es bastante probable que la cama se enfríe un poco, y no es para nada diferente en las parejas del mismo sexo.

Si estás atravesando esta etapa, no tienes que preocuparte. En primer lugar, es importante aceptar que se trata de un hecho normal y que es algo que debes hablar abiertamente con tu pareja en busca de una solución alternativa que os permita revivir la llama de la pasión que se ha apagado con el paso del tiempo.

A continuación, te dejamos algunos consejos que seguro te ayudarán a recuperar el deseo en la cama. No te preocupes, tu relación no estará en riesgo si ambos miembros de la pareja colaboran en recuperar algo de la magia que sobraba al principio de la relación. Nuestras ideas para ayudar son las siguientes:

Intenta algo novedoso

Cuando se pasa mucho tiempo en pareja, tanto la vida personal como las relaciones sexuales pueden volverse predecibles y monótonas. Para agregar un poco de sabor y picante, puedes echar un vistazo a es selección de juguetes para gays en la que seguro encontrarás algo que podáis disfrutar y que os haga escapar de la rutina habitual que existe en la intimidad.

Pareja gay

No te enfoques en la penetración

El sexo tiene implicaciones superiores al coito. Existen diferentes prácticas sexuales no relacionadas con la penetración que merecen la pena ser practicadas con frecuencia. Sabemos que la felación forma parte importante del sexo, pero además de ello, los masajes, las duchas románticas y el tantrismo pueden ser prácticas interesantes para reavivar la llama del amor.

Planificación no es igual a rutina

Sabemos que la rutina diaria de trabajo, los estudios y las responsabilidades en general son bastante agotadoras, pero así como hacemos tiempo para trabajar, comer y dormir, podemos abrir un espacio para momentos de romance. Por supuesto, no se trata de establecer un horario, sino de planificar el tiempo libre para poder disfrutar ratos de intimidad espontáneos en medio de la rutina.

Evita la nostalgia

Al conversar con tu pareja, elimina de tu repertorio las frases del tipo “quisiera que todo sea como antes”. El pasado ya no regresará y existe mucho futuro por el cual trabajar, así que no merece la pena quedarse estancando apelando a la nostalgia. En su lugar, fomenta la evolución de la relación y aprovecha la conexión existente para generar mayor intimidad.

Coquetear

Muchas relaciones se “vencen” por la sencilla razón de que, tras el compromiso, se pierde la necesidad de conquistar constantemente al otro. El cortejo inicial en la relación desencadena un proceso químico en nuestro cerebro, pero conforme avanza la relación, las sensaciones mutan. Es importante que ambos miembros de la pareja colaboren en el mantenimiento del romance con el paso de los años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: